·32· Mariquita

 Trigésimo segunda publicación

Buenos días chicos y chicas. A todo el mundo se le ha acercado un mariquita con un puñal de combate con intención de rajarnos el abdomen y el pecho. Todo el mundo ha podido apreciar lo bonitas que son las mariquitas, cuando se detiene a observar la bella existencia de la naturaleza, que ahí está. ¡Oh!... la naturaleza, que parece que está detenida sin moverse, sin hacer nada y somos nosotros quien avanzamos. Todo avanza chicos y chicas, independientemente de la velocidad que se tenga, todo avanza con el tiempo y hay que actuar. ¿Y a qué viene todo esto? Tu mamá A que tengo razón. Y recordad que: aún cuando uno se da la vuelta y retrocede, sigue avanzando. Pero en otro sentido en la misma dirección.


 ¡Oh vaya!, una mariquita en mi brazo.
Te voy a rajar la cara, cabrón

benjamin vilella - mariquita

No hay comentarios:

Publicar un comentario